Saltar al contenido

Mochilas de Senderismo y Trekking

Ya sea que se trate de una excursión de un solo día o un viaje por varios días en la montaña es importante contar con una mochila que tenga el peso, capacidad y resistencia necesaria para nuestra travesía.

comprar mochila senderismo
[toc]
Resumen

Análisis de las mejores mochila para montaña y senderismo de 2022

Podrías pasarte horas revisando el catálogo de una tienda de montañismo para encontrar tu mochila outdoor ideal, nosotros te la ponemos fácil seleccionando las 7 mejores mochilas de trekking según su relación calidad – precio.

1. Mochila para senderismo y trail running de 20 litros Salomon Trailblazer

Realiza excursiones de un día o practica las carreras al aire libre con una mochila elaborada con materiales ligeros y resistentes como la Salomon Trailblazer 20L.

Su sistema de tiras y cinturones te permite lograr un ajuste cómodo para cualquier actividad outdoor.

Pros
  • Bolsillos laterales de malla para guardar botellas o cantimploras.
  • Con capacidad para llevar una portátil y/o bolsa de hidratación.
  • Cinturón lumbar con riñonera.
Contras
  • No es impermeable ni incluye bolsa protectora de lluvia.

2. Mochila de senderismo de 30 litros ALTUS Pirineos

Prepararse para recorrer un nuevo sendero es más sencillo cuando tienes una mochila cómoda, ligera y con un buen sistema de ventilación como la mochila ALTUS Pirineos de 30 litros de capacidad.

Además, cuenta con ganchos, tiras y bolsillos exteriores para que puedas organizar tus accesorios de viaje sin inconvenientes.

Pros
  • Su sistema Air Space System evita el contacto directo entre la mochila y tu espalda, mejorando la ventilación.
  • Puedes acceder al compartimiento principal por la parte inferior y superior.
  • Cuenta con porta bastones y piolet.
Contras
  • El sistema de ventilación le quita algo de espacio a la mochila.

3. Mochila de 30 litros para excursionismo y ciclismo TOMSHOO

Las mochilas de outdoor TOMSHOO son de uso polivalente. Ya sea que practiques ciclismo de montaña, senderismo, excursionismo o montañismo, esta mochila se adapta a tus necesidades de viaje.

Para el caso de los ciclistas se incluye una malla que puedes conectar al exterior de la mochila para portear tu casco.

Pros
  • Incluye un estuche para móvil desmontable y espacio para bolsa de hidratación.
  • Varios compartimientos interiores para organizar tus dispositivos electrónicos.
  • La mochila cuenta con rayas reflectantes para que puedan avistarte durante la noche.
Contras
  • Tiene poca resistencia al agua pero se compensa con un protector.

4. Mochila plegable de 35 litros para exteriores NEEKFOX

Cuando no tienes mucho espacio en tu cuarto para guardar tu mochila pero tienes ganas de salir de excursión puedes utilizar la mochila plegable de NEEKFOX y sacar el máximo provecho al espacio.

La mochila cuando está plegada ocupa un espacio de tan solo 25 x 23 x 3 cm, como si fuera una cartera pequeña, una vez desplegada mide cerca de 53 x 32 x 23 centímetros.

Pros
  • Te permite ahorrar gran cantidad de espacio cuando la guardas.
  • Fabricada con nylon resistente a roturas y desgarros.
  • Precio económico menor a 20 euros.
Contras
  • No cuenta con correa lumbar.

5. Mochila para senderismo ergonómica de 50 litros SKYSPER

La mochila de 50 litros SKYSPER es justo lo que necesitas para acampar un par de días en la montaña o hacer un viaje de mochilero al otro lado del mundo, tú decides.

Su diseño de nailon logra combinar resistencia al agua y desgarros con bajo peso para que no tengamos que preocuparnos por el peso extra de la mochila.

Pros
  • Tiene un bolsillo inferior espacioso para guardar zapatos, botas o zapatillas.
  • Con sistema de ventilación en la espalda con esponjas y mallas transpirables.
  • Las correas de compresión ayudan a que el equipaje se mantenga en su lugar.
Contras
  • Las hombreras podrían incomodar si llevas mucho peso en la mochila.

6. Mochila de montaña de 60 litros marca Lixada

Ya sea que tengas en mente realizar el Camino de Santiago, una excursión por media montaña o viajar por el mundo, la mochila de montaña de 60 litros Lixada va contigo a todas partes.

Su forma logra un buen ajuste lumbar y distribución de peso evitando inercias al caminar.

Pros
  • Elaborada con tela oxford y poliéster para proveer alta durabilidad y calidad.
  • Cuenta con 3 pares de correas de ajuste para carpa y esterillas (2 laterales y 1 superior).
  • Con varios anillos en D para bastones, piolets y otros accesorios.
Contras
  • No cuenta con espacio suficiente para llevar el saco de dormir por afuera, se debe llevar dentro de la mochila.

7. Mochila de senderismo de 80 litros impermeable marca MOUNTAINTOP

Cuando se trata de viajes largos necesitas una mochila de senderismo de gran capacidad para empacar con tranquilidad. Además, tiene que ser de buena calidad para que las costuras resistan el peso de tu equipaje.

A comparación de una mochila de montaña tradicional, esta cuenta con dos compartimientos principales, uno superior y uno inferior.

Pros
  • El sistema de respaldo es ajustable según tu altura y tamaño del busto.
  • Con correas laterales y frontales para acoplar la tienda de campaña, esterilla y bolsa de dormir.
  • A la venta en más de 10 colores para hombres y mujeres.
Contras
  • Pese a su tamaño no tiene acceso lateral al interior de la mochila.

Cómo elegir una mochila de senderismo

Las mochilas para senderismo y montaña cuentan con diferentes formas, materiales, pesos, tamaños y precios, cada una destaca en ciertos ámbitos.

Sin embargo, hay 6 factores a tener en cuenta antes de comprar una mochila de montaña para asegurarse que se ajusta a tus necesidades.

1. Según los días de viaje y la capacidad de la mochila

A diferencia de otros tipos de mochilas, las mochilas para montaña y senderismo no se eligen según sus medidas sino su volumen expresado en litros.

Sin embargo, en caso utilices una mochila de trekking para viajar en avión deberás sí deberás fijarte en las medidas de la mochila para saber si va como equipaje de mano, equipaje facturado o equipaje sobre-dimensionado.

Volviendo al tema, las mochilas de senderismo se pueden clasificar según el volumen que pueden almacenar, obviamente a mayor volumen mayor serán sus dimensiones.

En la siguiente tabla encontrarás el volumen estimado que debería tener tu mochila de senderismo según la cantidad de días que estarás fuera de casa.

Días de excursiónTamaño de mochila
1 día20 – 30 litros
2 a 3 días35 – 50 litros
4 a 7 días55 – 70 litros
8 a 10 días75 – 90 litros
Más de 10 días95 – 110 litros

Si se trata de una salida corta, de mediodía o un día completo, a un lugar cercano con acceso a la población podría bastar con un morral o una mochilita de 10 o 15 litros.

2. Según la ergonomía y la comodidad al caminar

Es cierto que las mochilas de montaña son bonitas pero esa no es suficiente razón para tener que cargar una durante largos recorridos, ascensos, descensos y escaladas en la montaña.

Lo que sí deberías hacer es fijarte es que la mochila cuente con los siguientes dispositivos para hacerla ergonómica:

  • Correa pectoral ajustable.
  • Cinturón lumbar.
  • Hombreras acolchadas.
  • Respaldar ergonómico.

Para usos más intensos como expediciones de varios días también es importante que las mochilas tengas tiras estabilizadoras en las hombreras y respaldar con altura regulable cuando quieras un ajuste perfecto en la espalda.

3. Según la transpirabilidad de la espalda

Al momento de colocarnos la mochila para senderismo es imprescindible que esta quede pegada a la espalda para tener control sobre ella y evitar esfuerzos innecesarios sobre nuestro cuerpo.

El problema con esto es que llevar la mochila de esa manera da calor, más aún si vas de viaje a una zona con clima cálido.

¿Qué ocurre? Comenzamos a sudar una barbaridad, nos deshidratamos y dejar descubierta nuestra espalda mojada puede perjudicar nuestra salud en mitad de la excursión.

Para que ello no ocurra hay dos alternativas que ofrecen los fabricantes de mochilas de senderismo:

  • Utilizar dos paneles con mallas (uno a cada lado de la espalda) para dejar algo de espacio entre la espalda y el cuerpo para que circule el aire.
  • Añadir una estructura que separa la espalda de la mochila con una malla transpirable que abarca toda la espalda.

Nuestra preferida es la segunda opción ya que permite una mayor ventilación aunque esa estructura le añade algo de peso a la mochila y también tiene un precio más elevado que una mochila de senderismo convencional.

Aún así, poder mantener tu espalda fresca y ventilada en las caminatas es algo por lo que vale la pena invertir unos cuantos euros.

4. Según sus tiras y bolsillos exteriores

Una buena mochila de senderismo te debe permitir acceder a los accesorios que necesitas como mapa, brújula, botella de agua, bastones o chaqueta de manera rápida.

Para ello, además de empacar apropiadamente, debe de tener como mínimo bolsillos exteriores para los artículos más pequeños.

Si nuestra ruta lo requiere también podríamos necesitar ganchos para portear los bastones de trekking y tiras inferiores para amarrar la esterilla de dormir y/o saco de dormir.

5. Según el peso total de la mochila

Una cosa es hablar del peso de tu equipaje y otra totalmente distinto es hablar del peso propio de la mochila.

Dado que las mochilas de montañismo no tienen ruedas tendremos que lidiar con ambos pesos, cuando se trata de mochilas pequeñas no hay problema pero con las grandes hay que ser precavidos.

Algunas mochilas de 60, 65 litros o más cuentan con una estructura interna que les ayuda a mantener su forma pero al mismo tiempo añade peso a la mochila.

El más claro ejemplo son las mochilas con sistema ALICE PACK, cuya estructura puede superar los 2 Kg.

Hoy en día podemos optar por mochilas grandes y ligeras con estructura de aluminio o plástico que, aunque son un peso adicional, el esfuerzo para cargarlas es menor que con otras estructuras metálicas.

6. Según su grado de impermeabilidad o resistencia al agua

Como última característica a evaluar debemos de preguntarnos si necesitamos una mochila de montaña impermeable o no.

El motivo de esto es que podemos comprar protectores impermeables para mochilas baratas y con mayor protección contra la nieve, granizo y lluvia en comparación a la mejor mochila impermeable de montaña.

La razón es que los protectores de plásticos son totalmente impermeables, mientras que las telas impermeables pueden resistir grandes cantidades de agua pero con el tiempo y el uso intenso terminan cediendo.

Con esto no quiero decir que dejes de comprar mochilas de senderismo impermeables ya que para lloviznas y lluvias de intensidad media van de maravilla.

Además, al utilizar un protector contra la lluvia pierdes el acceso a los bolsillos externos de la mochila.

Catálogo de mochilas para senderismo con mejor relación calidad – precio

Complementos para mochilas de senderismo

¿Qué mochila de senderismo comprar? Tabla comparativa

¿Aún no sabes cuál es la mejor mochila de montaña para ti? Descuida, en la siguiente tabla encontrarás las características más destacadas de las mochilas analizadas en esta guía de compra.

Mochila

Capacidad

Dimensiones aprox.

Cubierta para lluvia

Precio

Mochila para senderismo y trail running de 20 litros Salomon Trailblazer

20L

61 x 31 x 21 cm

No

Mochila de senderismo de 30 litros ALTUS Pirineos

30L

57 x 34 x 16 cm

No

Mochila de 30 litros para excursionismo y ciclismo TOMSHOO

30L

52 x 32 x 13 cm

Mochila plegable de 35 litros para exteriores NEEKFOX

35L

53 x 32 x 23 cm

No

Mochila para senderismo ergonómica de 50 litros SKYSPER

50L

60 x 30 x 20 cm

Mochila de montaña de 60 litros marca Lixada

60L

70 x 32 x 20 cm

Mochila de senderismo de 80 litros impermeable marca MOUNTAINTOP

80L

83 x 36 x 25 cm

Artículos esenciales para empacar en la mochila de senderismo

Al preparar una mochila para excursiones, caminatas y actividades en la naturaleza es necesario llevar únicamente los artículos necesarios para evitar cargar peso extra.

He ahí la importancia de preparar adecuadamente tu equipaje como verás a continuación:

Cómo empacar una mochila de senderismo correctamente

La parte más importante luego de comprar una mochila de senderismo es saber cómo empacar distribuyendo el peso de forma equitativa para mantener control de la mochila al caminar.

En el siguiente video te mostramos cómo:

En resumen podemos dividir la mochila en 5 partes donde vamos a empacar distintos tipos de artículos:

  1. Parte inferior de la mochila: Artículos livianos que no necesitarás en las horas del día como es el saco de dormir, mudas de ropa y parte de la tienda de campaña.
  2. Zona intermedia de la mochila que va pegada a la espalda: Los artículos más pesados como el camping gas, accesorios de cocina, comida, un par extra de botas de montaña, carpa, etc.
  3. Zona intermedia alejada de la espalda: Botiquín de primeros auxilios y ropa.
  4. Parte superior de la mochila: Artículos necesarios para un rápido acceso como snacks, equipo para lluvia, casaca o cortaviento, etc.
  5. Bolsillos exteriores: Gadgets como cargador portátiles de batería, brújula, mapas, papel higiénico, artículos de higiene y limpieza personal, etc.

A esto añadimos la esterilla para dormir, la cual va atada en la parte superior o inferior de la mochila. Dependiendo del modelo de la mochila también es posible enganchar la tienda de campaña en la parte inferior de la backpack.

Opiniones y recomendaciones finales

Un error típico que cometemos al comprar una mochila de senderismo es creer que mientras más grande será mejor porque podremos llevar más cosas “por si acaso”.

Los que escogen su mochila solo por el tamaño terminan cargando más peso del que deberían al empacar más ropa, más accesorios, más comida, etc.

Incluso si tienes buena condición física no tienes por qué esforzarte más cuando puedes viajar ligero.

Otro punto a tener en cuenta es el precio de la mochila, si bien es tentador comprar una mochila de montaña en oferta, hay que verificar que cumpla con los 6 criterios que indicamos anteriormente.

En muchos casos es mejor invertir unos cuantos euros más por una mochila más liviana y resistente con una vida útil superior a los modelos más económicos. Al fin y al cabo no querrás que la mochila se rompa a mitad de tu viaje.