Saltar al contenido

Guía para irse de viaje como mochilero por el mundo

El amor por los viajes, la emoción de conocer nuevos destinos y la búsqueda de ofertas es parte de lo que caracteriza a un mochilero pero hay mucho más detrás de esta palabra.

como ser mochilero

En esta guía te cuento a través de mi experiencia viajando por más de 5 años el significado de ser mochilero, lo que se necesita para ser uno, los consejos que hubiera querido saber cuando empecé este estilo de vida y mucho más.

Resumen

¿Qué es un mochilero?

Por mochilero se entiende una persona, hombre o mujer, que busca conocer nuevos lugares, destinos y culturas manteniendo un contacto más personal de que se obtiene con las agencias de viaje y turismo.

Además, no tiene prisa en tu viaje, lo que le permite conocer la mayor cantidad de lugares con el presupuesto más bajo posible.

tipos de mochileros

La mayoría de personas que se van de mochileros por el mundo son jóvenes entre los 18 a 30 años pero en la práctica te encuentras con mochileros de toda edad, incluso parejas viajando con niños. Estos no se deben de confundir con los begpackers.

Formas de realizar un viaje de mochilero

Cada mochilero tiene su propio estilo a la hora de viajar pero a grandes rasgos siguen estas pautas:

  • Buscando los precios de avión más económicos.
  • Alojándose en un hostel con habitaciones compartidas.
  • Aprendiendo cómo visitar las atracciones turísticas por libre en lugar de contratar tours.
  • Utilizando el transporte público y abonos de transporte antes que taxis.

También existen mochileros extremos que buscan ahorrar lo máximo posible reemplazando el alojamiento compartido por campings y los traslados entre ciudades por autostop (hacer dedo).

Pasos para empezar un viaje de mochilero

Irse de mochilazo no es tan complicado como algunos creen, aunque para sacar al máximo provecho tu viaje, mi recomendación es que sigas estos 7 pasos:

viajero mochilero

Paso 1: Escoge el destino (o destinos)

El mundo es el límite, ya sea que comiences con un viaje a una ciudad cercana o tengas planes más ambiciosos como recorrer Europa en 90 días.

Como mínimo deberías de elaborar un itinerario de viaje con las ciudades a las que tienes pensado visitar y algunas actividades dejando espacio libre en tu agenda.

Durante tu viaje puedes ir agregando nuevos lugares según lo que te cuenten otros mochileros, gente de la zona o la información que encuentres en internet.

Paso 2: Escoge el tamaño adecuado de tu mochila o backpack

Las backpacks se han convertido en el símbolo de los mochileros aunque la verdad es que no tiene nada de malo utilizar una maleta de mano o una valija grande cuando no tengas planeado ir de trekking o realizar una ruta de senderismo.

Para viajes cortos puedes utilizar una mochila de 30 o 40 litros, mientras que para viajar alrededor del mundo te resultará más práctico una backpack de 60, 70 u 80 litros para llevar vestimenta y accesorios para todo el año.

Bajo cualquier circunstancia no cargues más peso en tu mochila del que puedes llevar sin mucho esfuerzo.

Por tu seguridad opta por mochilas que puedan asegurarse con un candado de viaje, de esa manera protegerás tus objetos personales de cualquier oportunista.

Paso 3: Prepara tu mente para lo desconocido

No te mentiré, la primera vez que viajé al estilo mochilero tenía mis dudas y miedos, como compartir la habitación con desconocidos en un hostel o perderme al regresar de una atracción turística por mi cuenta.

La verdad es que al finalizar mi primer viaje mochilero me di cuenta que se trataba de temor a lo desconocido.

Sí, no tienes las mismas comodidades que cuanto te alojas en hoteles de 3 – 5 estrellas y tienes a una agencia de viajes que se encarga de todo por ti pero las amistades que forjas y las anécdotas que te llevas de cada viaje son invaluables.

Aunque lo de compartir el baño con otras personas sigue sin gustarme y contrato tours cuando es muy complicado llegar a ciertos lugares o en sitios donde es obligatorio entrar con guía.

Paso 4: Compara las diferentes alternativas de transporte y su precio

Viajar en avión es la forma más rápida pero cuando se trata de actuar como mochilero hay que evaluar el transporte desde una perspectiva más global.

A lo que me refiero con eso es que debes considerar aspectos como:

  • Viajar en autobús durante la noche o en tren nocturno te permitirá ahorrar una noche de hotel.
  • Si estás mochileando por Europa puedes ahorrar dinero utilizando los pases de tren internacionales.
  • En lugar de tomar un vuelo directo puedes hacer una escala en una tercera ciudad para recorrerla antes de continuar tu viaje.
  • Qué tan seguro es realizar auto-stop para viajar entre ciudades.

Otro aspecto a tener en cuenta es el transporte dentro de la ciudad, donde deberás averiguar si hay abonos de transporte que hagan más barato moverse por la ciudad.

También es buena idea descargar una App de taxis de aplicación para casos de emergencia o si tenemos pensado llegar tarde a nuestro alojamiento.

Paso 5: Busca alojamiento económico en lugares estratégicos

Los hostels, casa de huéspedes y Bed & Breakfast son los tipos de alojamientos más utilizados por los mochileros por su bajo precio pero no son los únicos.

También se puede recurrir a Couchsurfing para buscar alojamiento gratuito (aunque dependerá de tu suerte) o contratar un Airbnb si viajas en grupo.

En cualquier caso es necesario investigar previamente cuáles son las zonas y barrios seguros para alojarse en determinada ciudad.

Una vez hecho esto, buscar alojamientos con precios módicos que estén cerca del metro, líneas de buses o lugares turísticos para poder moverte fácilmente por la ciudad sin tener que gastar dinero en taxis.

Paso 6: Ajusta tus gastos a un presupuesto

Una de las cosas que hace un verdadero mochilero es saber administrar su dinero y sus gastos.

El dinero es limitado y mientras más te ajustes a un presupuesto de viaje, más podrás utilizar para continuar tu viaje o planear otro viaje en un futuro cercano.

Esto no significa ser mezquino, también vale la pena darse su gusto de vez en cuando.

Paso 7: Disfruta las nuevas experiencias y aprende de tus errores

Los mochileros y mochileras se forman con la práctica, desde cosas tan sencillas como encontrar un vuelo barato o un alojamiento con buena relación calidad – precio hasta reconocer cuando se enfrenta a situaciones de peligro.

Es un juego en el que disfrutamos de los buenos momentos y la ventaja de viajar barato pero también es la oportunidad de aprender de los errores que cometemos.

Por ejemplo, cuando quieres ir en tren hasta el aeropuerto pero ese día había una huelga de transportistas programada de la que no te diste cuenta hasta que era muy tarde.

Ventajas de viajar como mochilero

¿Por qué viajar como mochilero? Cada vez más jóvenes – y no tan jóvenes – se embarcan en la misión de agarrar su mochila, comprar un pasaje de avión en oferta y embarcarse en la aventura debido a los beneficios que trae este tipo de viaje:

  • El presupuesto de viaje es menor que si contrataras paquetes turísticos.
  • Tienes mayor contacto e interacción con las personas locales.
  • Pruebas la verdadera gastronomía local (en lugar de restaurantes turísticos).
  • Te vuelves un experto encontrando promociones y ofertas de viajes.
  • Estás más predispuesto a interactuar con otros viajeros y mochileros durante el viaje.
  • Ganan una opinión más abierta y comprensiva sobre culturas ajenas a la tuya.
  • Obtienes grandes experiencias que luego se convierten en anécdotas para tus amigos y familiares.
  • Te puede servir para aprender nuevos idiomas.
  • Aprendes a empacar lo justo y necesario.

Desventajas de ser mochilero

Irse de mochilero o mochilera también tiene sus desventajas y peligros en comparación a realizar un viaje convencional como verás a continuación:

  • Necesitas de tiempo para investigar sobre los precios, rutas, medios de transporte de los lugares que te interesan visitar.
  • La mochila o backpack puede resultar llamativa para los carteristas.
  • Solo puedes llevar contigo tanto peso como puedas cargar.
  • Al dormir en hostales tienes poca privacidad.