Saltar al contenido

Consejos para combatir el mal de altura

Ya sea que vayas a escalar una montaña o visitar una ciudad ubicada a gran de altura, todos hemos experimentado la sensación de falta de aire acompañado de mareos, dolores y trastornos nada agradables.

A nadie le gusta esa sensación pero cuando las ganas de explorar son más fuertes es necesario aprender cómo lidiar con el mal de altura.

como combatir mal de altura
Resumen

¿Qué es el mal de altura?

También conocido como mal de montaña, mal agudo de montaña (MAM), soroche o mal de puna se trata de la falta de adaptación del cuerpo humano a la altitud donde se encuentra.

Algunas personas lo experimentan desde los 2,000 m.s.n.m. (metros sobre el nivel del mar) otras sobre los 2,500 así como hay personas que apenas y notan el cambio de altura.

El motivo es que mientras más nos alejamos del nivel del mar irá disminuyendo el nivel de oxígeno en la sangre.

Un ejemplo es cuando los alpinistas que escalan el monte Everest necesitan de balones de oxígeno conforme se van acercando a la cima, típicamente a partir de los 7,500 metros de altitud también conocida como la zona de la muerte.

Síntomas para reconocer el mal de altura

Los síntomas que presentan las personas que sufren el mal de montaña están asociadas a la disminución de la capacidad del cuerpo para llevar oxígeno a la sangre como:

  • Nauseas y mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio muscular.
  • Sensación de presión en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida de apetito
  • Trastornos del sueño.

Según un estudio publicado en la European Respiratory Journal, es dentro de los primeros 5 días en los que estamos expuestos a alturas mayores a 2,500 metros donde podemos padecer los efectos más fuertes del mal de altura.

Cómo prevenir el mal de altura

El mal de montaña es una realidad para las personas que no están acostumbradas a vivir en zonas altas, lo que podemos hacer es tomar medidas para mitigar o prevenir sus síntomas.

A continuación te mostramos 5 métodos para combatir el soroche o mal de altura.

1. Acondiciona tu cuerpo con entrenamiento cardiovascular

No es una garantía de que el soroche no te afectará pero al tener una condición física decente ayudará a no sentirte tan cansado, especialmente cuando tengas que llevar una mochila contigo.

Parece mentira pero el equipaje se siente más pensado conforme aumenta la altitud, lo mismo ocurre con cada paso que das.

2. Aclimátate a una altitud menor

Querer llegar directo a tu destino tiene toda la lógica del mundo, excepto cuando visitas ciudades que están a mayor altitud de las que estás acostumbrado.

Por ejemplo, si piensas viajar a Cusco en Perú debes saber que la ciudad se ubica a más de 3,300 m.s.n.m. así que un vuelo directo desde Lima es poco recomendable si no estás habituado a la altura.

En cambio, puedes ir primero a Arequipa, ubicada a 2,300 metros de altura por uno o dos días para que tus pulmones se vayan acostumbrando.

3. Evita las grasas y frituras

La comida juega un papel importante durante los primeros días que visitamos lugares altos.

No niego que es tentador querer probar la gastronomía local pero a una altura elevada le toma más tiempo a tu estómago seguir el ritmo durante los primeros días.

Los alimentos grasosos son los que toman más tiempo en digerir – usualmente también son los más ricos – pero para acostumbrarnos a la altitud es mejor comer alimentos sancochados o sopas.

4. Tómate las cosas con calma

Si bien a cada persona le afecta la altura de diferente manera eso no quiere decir que sigas tu vida de manera normal al principio.

Incluso cuando no experimentes síntomas es mejor tomarse un día de descanso o paseando por medio día para que el cuerpo se acostumbre de forma natural.

Por querer actuar como si no pasara nada te puede faltar el oxígeno en el momento menos oportuno y créeme que es una experiencia que no quieres vivir.

5. Consume productos con hoja de coca o muña

Quienes viajan al interior de Perú y Bolivia sabrán lo fácil que es encontrar productos como mate de coca, té de coca, té de muña, hoja de coca para chacchar, caramelos de coca, hojas de muña para respirar, etc.

Esos productos naturales ayudan a mejorar la oxigenación de tu cuerpo en zonas elevadas.

Su sabor es algo amargo pero es mejor tomarlos sin azúcar los primeros días para evitar mareos.

Otra alternativa son las pastillas sorojchi pills las cuales ayudan a combatir los síntomas.