Saltar al contenido

10 Consejos para encontrar vuelos baratos

Realizar un viaje en avión nos permite llegar a nuestro destino en cuestión de horas. Además, ¿no te emociona preparar tus maletas y contar los minutos para embarcar?

como encontrar vuelos baratos

El problema es que los pasajes de avión son uno de los gastos más grandes de cualquier presupuesto de viaje así que cada euro o dólar que podamos ahorrar en un ticket de avión es bien merecido.

Luego de años viajando por América, Europa y Asia puedo darte 10 trucos para aprender cómo encontrar vuelos baratos a cualquier destino que elijas.

Resumen

1. Utiliza los comparadores de vuelos por internet

Antiguamente comprábamos los pasajes en nuestra aerolínea de confianza pero con la presencia cada vez más grandes de líneas aéreas tenemos varias opciones y precios a la hora de reservar un vuelo.

Para asegurarte de pagar el precio más bajo por un asiento de avión existen buscadores y comparadores de precios online como:

  • Skyscanner
  • Kayak
  • Momondo
  • Last Minute
  • VuelosBaratos.es

2. Sé flexible con las fechas de tus vuelos

Un día de diferencia o tan solo unas cuantas horas puede ahorrarnos cientos de dólares en pasajes de avión debido a lo fluctuantes que son los precios de avión.

Quizás ya tienes unas fechas de vacaciones fijas e inamovibles, si es así has caso omiso a esta recomendación.

Sin embargo, para viajar barato en avión es preferible elegir primero las fechas más barata de los vuelos antes de pedir vacaciones.

Como dice el dicho: “Es mejor pedir perdón que pedir permiso (a tu jefe)”.

3. Cotiza los precios de ida y vuelta con diferentes aerolíneas

Para encontrar precios bajos en los vuelos hay que sacar a relucir nuestro lado detectivesco aunque esto signifique buscar por separado el precio del boleto de ida con una aerolínea y el precio de regreso con otra.

consejos para encontrar tickets de avion baratos

Personalmente este truco me ha funcionado en vuelos nacionales con aerolíneas low cost mientras que en vuelos internacionales he encontrado mejores chollos comprando vuelos redondos con una sola aerolínea.

4. Realiza viajes con escalas y stop-overs con moderación

Los vuelos con escalas no solo sirven para evitar el cansancio de realizar un vuelo largo de un solo tirón sino que nos ofrecen precios más bajos en comparación a un vuelo directo.

Sin embargo, una mayor cantidad de escalas no significa necesariamente un pasaje de avión más económico.

En mi experiencia, en vuelos con 1 o 2 escalas sí te puedes ahorrar un buen dinerillo mientras que con 3 o más escalas puedes terminar pagando más que en un vuelo directo, sin mencionar el desgaste físico y mental.

5. Busca vuelos a aeropuertos cercanos

Dependiendo la ciudad de destino te puede salir más barato cambiar de aeropuerto – cuando hay más de un aeropuerto en la ciudad – o viajar hacia una ciudad aledaña.

Algunos buscadores de vuelo cotizan por defecto hacia el aeropuerto principal y omiten los vuelos a los aeropuertos más pequeños de la misma ciudad.

En el caso de elegir una ciudad cercana te recomiendo que lo hagas siempre y cuando haya un medio de transporte confiable, seguro y económico para llegar a tu ciudad de destino.

6. Afíliate a los programas de fidelización

Tanto las aerolíneas como algunas tarjetas de crédito cuentan con programas de beneficios, también conocidos como programas de lealtad, para sus clientes en los que reciben precios en ofertas o descuentos en pasajes de avión.

Lo mejor de todo es que afiliarte es completamente gratis, solo tienes que ingresar a la web de tu banco o aerolínea.

Dentro de los programas de lealtad más conocidos tenemos:

  • Iberia Plus
  • EasyJet Plus
  • MyRyanair
  • ClubMiles
  • Flying Club

7. Compra tus pasajes de avión con meses de anticipación

Mientras más cerca estemos de la fecha de viaje mayor será el costo de los pasajes aéreos, ni qué decir de comprar tu pasaje el mismo día en el counter del aeropuerto.

Si bien hay factores que alteran los precios de los vuelos como la estacionalidad de la demanda, viajar en temporada alta, el destino y demás; comprar tu pasaje aéreo anticipadamente te resultará más económico.

  • Para vuelos nacionales compra tus pasajes con 1 a 2 meses de anticipación.
  • Para vuelos internacionales realiza la reserva con 4 a 6 meses de anticipación.

8. Realiza tu reserva de avión durante los días más baratos para volar

En resumidas cuentas, el precio de los pasajes de avión fluctúa según la oferta y la demanda. Para entender esto imagina a una persona que tiene poco tiempo libre y quiere darse una escapada de fin de semana.

Así como esa persona hay muchas así que los tickets de avión tienen un precio más alto los días viernes – cuando esa persona saldría de viaje – y los días domingos – que es cuando regresaría.

Siguiendo esa lógica, los días martes y miércoles es cuando suele ser más barato para viajar.

Como mencione antes esto depende de varios factores pero muchas veces se cumple.

9. Suscríbete a las newsletters y alertas de precio

A lo mejor el vuelo que tú quieres elegir no está en oferta en este momento pero podría estarlo más tarde, mañana o en los próximos días.

Para no quedarnos con las ganas de atrapar una oferta increíble puedes fijar una alerta de precio en la página donde viste tu vuelo para que recibas un correo o notificación en tu celular cuando el precio bajo.

También puedes suscribirte a las newsletters de las aerolíneas y comparadores de vuelo para recibir información de primera mano sobre las mejores ofertas de viajes.

10. Compara el precio final de tu viaje

Una recomendación final que quiero darte es que no solo te fíes en conseguir el precio más bajo por tu vuelo sino que el presupuesto global de tu viaje sea el más bajo.

Muchas veces solo vemos el precio del vuelo pero ignoramos los costos ocultos que vienen junto a ese ahorro.

Por ejemplo, con una aerolínea de bajo coste obtendrás un buen precio pero tendrás que añadir el costo de facturar tu equipaje y comida por si te da hambre.

En el caso de hacer un viaje de tránsito, dependiendo de la hora, puede que tengas que comer algo en el aeropuerto o alojarte en un hotel.