Saltar al contenido

Comidas recomendadas para acampar

Si comer y viajar están dentro de tus placeres de la vida eres uno de los nuestros.

Las viajes largos por el monte, las excursiones y los días de acampada no pueden estar completos sin una alimentación que vaya con nuestro estilo de vida.

comida para llevar acampada

En ocasiones puede ser difícil comer bien mientras estamos fuera de casa, especialmente cuando debemos llevar nuestro equipo de cocina en la mochila pero aquí te traemos varias ideas para que no pases hambre en tu aventura outdoor.

Resumen

Desayunos sencillos para comer en el monte

Ya sea que nos levantemos muy temprano para evitar el sol, ser los primeros en llegar o simplemente porque te da la gana, es necesario tener un desayuno que te dé las energías que necesitas para empezar el día.

1. Granola casera

La granola es un superalimento fácil de preparar en casa y que se puede conservar durante más de una semana sin refrigerar.

Este tipo de alimento cuenta con una dosis equilibrada de carbohidratos, proteínas y grasas que nos dará energía en las mañanas sin que sintamos la típica pesadez que queda luego de un desayuno copioso.

2. Sandwich de atún con mayonesa

No siempre habrá el tiempo para preparar los alimentos con anticipación pero un emparedado de atún con mayonesa se puede preparar en el camino, al fin y al cabo el atún se lleva enlatado y la mayonesa en pote.

Para darle un toque más gourmet le puedes añadir tomate y cebolla picados en cuadritos.

3. Queque de plátano

El plátano es uno de los alimentos preferidos cuando realizamos caminatas largas ya que nos ayuda a recuperar las energías de forma rápida y cuenta con potasio, un micronutriente que previene la aparición de calambres musculares.

queque de platano

¿Quieres un pequeño truco? Utiliza los plátanos más maduros que tengas, así te saldrá un queque dulce y sabroso sin tener que añadir mucha azúcar.

Un keke se puede conservar por 3 a 4 días pero sí está muy rico se terminará mucho antes, ¡en mi caso no llega ni a las 24 horas!

4. Panqueques con frutas

Una idea de desayuno de camping fácil que puedes hacer en tu fogata o cocineta a gas con pocos ingredientes.

panqueque camping

Solo necesitas de avena molida (o harina), leche, una pizca de aceite y las frutas de tu elección.

¿Se te ocurre una mejor forma de tener un desayuno dulce y nutritivo cuando estás acampando?

5. Huevos revueltos con tocino

De acuerdo, no es el desayuno más sano y nutritivo. Tampoco es una comida recomendada cuando tienes un largo camino por recorrer en las horas siguientes pero … ¡es muy rico!

desayuno camping

Además, se prepara en cuestión de minutos y puedes complementar tu porción de carbohidratos con pan o tostada.

Meriendas recomendadas para un día de trekking

Al realizar actividades outdoor tenemos que lidiar con un hecho, la actividad física DA HAMBRE pero no por eso tomaremos un segundo desayuno o un segundo almuerzo.

En su lugar emplearemos alimentos ligeros que nos ayuden a reponer las energías para continuar nuestra ruta propuesta.

1. Batatas dulces horneadas

Las batatas dulces, también conocidas como camotes o boniatos son un alimento ricos en carbohidratos, fibra, minerales y vitamina A que se puede preparar en una barbacoa, parrilla o cocina portátil envolviéndolas en papel albal.

merienda camping

El papel aluminio se encargará de concentrar el calor al interior del boniato y las llamas se encargarán de que el boniato saque a relucir su sabor dulce natural.

2. Frutos secos

Los frutos secos son snacks pequeños pero poderosos porque ayudan a nuestros músculos a recuperarse del ejercicio físico de la caminata al mismo tiempo que aporta carbohidratos para quitarnos el hambre.

frutos secos

Eso sí, hay que tener cuidado con la cantidad ya que se deben comer en pequeñas porciones para evitar el exceso calórico.

Como ejemplo de frutos secos que puedes llevar de excursión tenemos los dátiles, pasas, maní, almendras, avellanas, pistachos, etc.

3. Plátano

Probablemente el plátano sea la fruta preferida por los deportistas ya que se transforma rápidamente en glucógeno, lo que se traduce como un aumento en la cantidad de energía que recibe tu cuerpo sin tener que esperar varias horas a la digestión.

platano

La única pega es que si piensas llevar plátano para merendar por varios días tendrás que estar pendiente de que no maduren demasiado pronto.

Por lo demás, puedes comer un plátano en la media mañana y otro en la media tarde.

4. Galletas de avena caseras

Otro alimento que tiene gran acogida para la elaboración de snacks por su alto contenido nutricional y por contribuir a una mejor digestión.

galletas de avena

Además, las galletas de avena no requieren de muchos ingredientes y se puede preservar por 4 – 5 días sin refrigerar.

Una alternativa fácil y económica son las galletas de arroz, aunque siendo sincero su sabor me parece algo insípido. Incluso cuando estamos en el medio de la nada es importante comer rico.

5. Trufas de dátiles

¿Alguna vez has ido de paseo en invierno y te ha provocado comer chocolate en medio del bosque?

Si bien el chocolate por sí solo hace una buena merienda en cualquier momento del año, aquellos que cuidan su figura pueden optar por una alternativa más nutritiva sin sacrificar el sabor del cacao.

Las trufas de dátiles te ayudarán a combatir tus antojos de chocolate al mismo tiempo que comes de manera saludable.

Alimentos que podemos cocinar en una fogata o cocina de camping

Después de un par de horas de excursión por la mañana, llega la hora preferida por los campistas, la hora de almuerzo y con ello las dudas de qué preparar para calmar el hambre.

A diferencia de cuando estamos en nuestro hogar, al acampar tenemos limitaciones en los utensilios de cocina e ingredientes, tampoco tenemos un chiringuito cerca para conseguir lo que falta así que veamos algunas ideas creativas.

1. Brochetas y carnes asadas

Como en cualquier parrillada o barbacoa a la que hayamos asistido no pueden faltar las brochetas así como nuestra provisión de carnes y salchichas que ponemos al fuego mientras hacemos tertulia.

Brochetas

Para complementar la comida podemos añadir carbohidratos como batatas, arroz, trigo, etc. Esto sin mencionar la respectiva ensalada de verduras frescas.

2. Filete de pollo con verduras asadas

Quienes buscan una alternativa más nutrititva que la anterior pueden recurrir a las verduras asadas.

Pollo con verduras asadas

Dentro de las verduras que mejor quedan cuando están asadas tenemos el tomate, los espárragos, la berenjena y los pimientos.

3. Pescados de río recién atrapados

Si vas a acampar cerca de la ladera de un río, ¿qué mejor forma de conseguir alimento y ahorrar espacio en la mochila que pescando tu propia comida?

Peces de río recién atrapados

Aunque si lo tuyo no es pescar te puedes conformar de sardinas enlatadas acompañadas de arroz.

4. Cuscús con pollo y verduras

El couscous o quinua es un alimento con alto contenido de proteínas y sirve como reemplazo del arroz. No requiere de mucho tiempo en el fuego ni agua para cocinarse lo que significa un ahorro de recursos.

cuscus quinua

Lo puedes acompañar con lo que más te guste pero pollo frito y verduras es una de las alternativas más ligeras para la hora del almuerzo.

5. Trigo con porotes

Tanto el trigo como los porotes son alimentos de digestión lenta, lo que te ayudará a mantenerte saciado durante varias horas, algo realmente útil cuando todavía te queda la mitad del día para explorar los alrededores.

trigo con porotos

Además, son alimentos ricos en fibra, lo que ayudará a que padezcas de estreñimiento mientras te encuentres en la montaña.

Ideas de cenas ligeras para las noches de acampada

Cae la noche pero no por eso vamos a irnos a acostar sin nada en el estómago.

Hay quienes se les da por organizar sus parrillas para esa hora y luego terminan sin poder dormir. En su lugar es preferible ingerir comidas ligeras para evitar pasar una mala noche por indigestión.

1. Ensalada de fideos

Los fideos son fáciles de transportar, demoran meses en vencer, son económicos y solo necesitas de una cacerola con agua para prepararlos. ¿Necesitas una cena más rápida para comer en el monte?

ensalada de fideos

Solo falta añadirle las verduras que tengas a la mano o una lata de atún que tengas por ahí para que tu comida esté completa.

2. Sopa de pollo

¿Quién no sepa preparar una sopa de pollo? Tan útil para abrigarnos durante las noches frías de invierno. Y una comida gentil con tu estómago en caso no hayas seguido las recomendaciones alimenticias de este artículo.

Por si eres un cero a la izquierda en la cocina aquí te dejamos un video con una receta fácil.

3. Sandwiches calientes

Otra opción para hacer más tolerable las noches frías son preparar sánguches en la cocina de camping o la parilla.

Mis favoritos son los que tienen queso derretido, especialmente porque se pueden combinar con otros ingredientes como jamón ibérico, pollo o carnes en general.

sanguches camping

Sin embargo, si eres intolerante a la lactosa es mejor no comerlos muy tarde para no estar lleno de gases en la tienda de campaña.

4. Malvaviscos en la fogata

No podría llamarse una cena propiamente dicha pero los malvaviscos asados son los compañeros ideales para contar historias de terror frente a la fogata.

malvavisco fogata

Son un dulce económico e infaltable cuando vas a acampar con niños o con tus amigos con el que pasarás lindos recuerdos de tu viaje.

5. Wraps

¿Te sobre algo de carne y verduras y no sabes que hacer con ello? Basta con coger una tortilla de maíz, envolverla, calentarla un poco en la cocina y ¡a comer!

wraps camping

La falta de tortillas tampoco es una excusa ya que puedes utilizar hojas de lechuga en su reemplazo. Dicho sea de paso es una alternativa más sana que la tortilla per sé.